Si tienes suficiente paciencia encontrarás a alguien tan convencido de tener razón que creerá que los que están en contra de lo que piensan no tienen derecho a ser escuchados (o a vivir). También es posible que esa persona seas tu. Tanto la que lo piensa, como la que no tiene derecho a ser escuchado.

Uno de los grandes problemas y obligaciones de la política es la necesidad de integrar diferentes puntos de vista y preferencias en la sociedad sin necesidad de recurrir a la violencia. Esto es algo que hemos logrado con cierta eficacia en las democracias contemporáneas. Sin embargo, no ha sido un viaje fácil. En este capítulo os hablamos de la importancia del Estado para dejar de matarnos, del pactismo para que el Estado sobreviva y de cómo hemos evolucionado de las guerras religiosas a las democracias, además de explicaros los retos en los que vivimos actualmente para poder mantener este sistema.

Todo ello contado con Juego de Tronos, Perdidos, Calvin y Hobbes, Borgen o The Good Fight.

¿Os apuntáis?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.